¿Cómo identificar una web en la que no debes comprar?

Comprar en internet de forma segura

Claves básicas para comprar online de forma segura

Cómo ya hemos comentado en algún momento, hay que tener cuidado a la hora de realizar nuestras compras por internet, ya que nos podemos encontrar con algún que otro disgusto. En este artículo os vamos a enseñar cómo identificar una web donde no debes comprar o que, al menos, puedas identificar rápidamente elementos que te hagan sospechar y que no generan confianza a la hora de realizar tus compras en una web.

Todas las webs o tiendas online que vendan productos y/o servicios y que facturen a través de la web deberían contar con un certificado SSL, que certifica que la empresa que está detrás, es quien dice ser (otro día hablaremos de los tipos de certificados), pero hay que tener claro que la URL de la web tiene que empezar por https, lo verás porque aparecerá un candado cerrado verde al lado, si está abierto no es segura. Esto implica varias cosas, la primera es que el comprador está identificado y la segunda que las transacciones son seguras ya que están cifradas, de hecho te puedes encontrar el caso en el que la web no tenga el certificado y el que lo tiene es el banco cuando pasas a la pasarela de pago. Obviamente el banco lo debe de tener siempre, pero la web también.

Un tema en el que debes de fijarte es que tanto el correo como la dirección de la web sean efectivamente la que deben ser, hay fraudes que consisten en montar una web con la imagen corporativa de la web que quieren copiar, pero si te fijas con un poco de detenimiento, el dominio no es exactamente lo mismo, ni el de la web, ni el del correo electrónico.

Utiliza el sentido común y no te fíes de precios exageradamente bajos, si los compras, corres el riesgo de no recibirlos y perder el dinero que te costaron por poco que sea.

Fíjate en los datos de contacto, aunque ahora es bastante común que el número de contacto sea un móvil, infunde más confianza disponer de un número fijo.

Además, la página web debe de tener información sobre:

  • Política de Privacidad: es el documento donde te explican que hacen con tus datos y cómo los utilizan. Con la nueva normativa de protección de datos, la empresa se tiene que identificar con su nombre, dirección, CIF, datos de contacto y un correo electrónico. En caso de problemas también puedes acudir a esos datos.
  • Aviso Legal: es donde encuentras las condiciones de uso de la web y también debe de aparecer el responsable de la web debidamente identificado. Uno de los documentos más importantes que tiene que tener una tienda online son los Términos y Condiciones de venta y constituye un contrato de compra-venta para cualquier producto de la web, y es jurídicamente vinculante. En este documento deben de informarte claramente del responsable de la web, de las condiciones en las que vende el producto: precio (si es con IVA o sin IVA, si no te indica nada se entiende que son con IVA incluido), debe de informarte de cuales son las condiciones de envío y devolución, del derecho que tienes a devolver el producto que al menos es de 14 días y si no te informa de 12 meses y 14 días, de cuál es el procedimiento de reclamaciones y devoluciones, de cómo y cuando te llegará el producto, de las formas de pago que dispone la web, etc. Es muy importante que te fijes que la web tiene este documento y que está en tu idioma porque esto indicará que es una empresa seria.
  • También deben de informarte en la Política de Cookies, de las cookies que descarga la web en tu navegador cuando llegas a la web. Es obligatorio por la Ley de Servicios de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE) que en España regula los servicios en internet.

Si ves algo raro que no te cuadra, mejor no comprar en la web. De hacerlo, asegúrate que tienen todas las garantías legales y de tener localizada la empresa por si tienes que reclamar.

 

Imagen de portada diseñada por Freepik

Comments are closed.