El canal de denuncias es una herramienta para realizar denuncias relacionadas con los comportamientos delictivos, poco éticos o irregulares en el seno de una empresa. Esta herramienta permite comunicar, de manera fácil y confidencial, las actividades y conductas potencialmente irregulares que puedan suponer un incumplimiento del Código de Conducta o la comisión de un delito por parte de la empresa.

El canal de denuncias está dirigido a los empleados y a cualquier persona que tenga relación con la compañía. También está dirigido a socios, trabajadores externos, proveedores y administradores, para que las denuncias sean más efectivas.

El anonimato es clave para el éxito del canal. De esta forma, sólo los responsables del programa de cumplimiento normativo de la empresa conocerán la identidad de los denunciantes. Asimismo, los denunciantes quedarán adecuadamente protegidos.

La entrada en vigor de la Directiva (UE) de Protección de los Denunciantes de infracciones o «whistleblowers» el 16 de diciembre de 2019, obliga a que las personas jurídicas con 50 trabajadores o más y aquellas que operen en el sector de la salud pública o medio ambiente, tengan que contar con un canal de denuncias interno y establecer un procedimiento de seguimiento de las mismas para su correcta gestión.

Entradas

canal de denuncias

¿Está mi empresa obligada a incorporar un canal de denuncias?

La Directiva (UE) 2019/1937 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2019, sobre la protección de las personas que informen sobre infracciones del Derecho de la UE (conocida como la Directiva "whistleblowing" o "Whistleblowers"),…